5 cosas personal

5 cosas Enero

Una de las cosas que más me gustaba de este espacio mío tan personal era hacer la recopilación de las 5 cosas que más me habían gustado del pasado mes. Para mí, era un ejercicio que ponía en perspectiva lo bueno de lo vivido y me obligaba a ver mi vida con ojos más benevolentes.  Tengo mucha tendencia a criticarme: no estás lo suficiente con tus amigas, deberías llamar más a tal persona, cómo has podido pasar un fin de semana tirada, … Voces que más o menos todos y todas tenemos de vez en cuando, verdad?

Sin embargo, hacer repaso del mes y ver que sí ha habido cosas por las que esos pasados días han merecido realmente la pena, ayuda a abrir el foco y a valorar con mayor cariño esto que llamamos vivir.

Con el nuevo año, pretendo retomar este buen hábito que probablemente a nadie importe, pero que a mí me viene fenomenal.

Tenemos nueva fotógrafa en la familia. En la comida de año nuevo nos fuimos las dos a sacar fotos por la calle. Las confidencias, su visión, … No será mi mejor foto, pero cómo me gustó sacarla.

¿Habéis oído hablar de Circlassica? Emilio Aragón ha dirigido un proyecto precioso, un circo clásico, con la producción de hoy en día y con un hilo conductor maravilloso. Un amigo tocaba en la banda de Circlassica y quisimos ir a verlo. Lloré de principio a fin, de emoción, sin contención y el niño aguantó como un campeón todo el show. Un recuerdo no olvidaré jamás.

Pisar nieve. A mí pisar la nieve me da la vida. Ya verla caer, no puedo explicar la felicidad que me produce, pero este año, no hemos tenido suerte por desgracia. Me conformo de todos modos con los tres segundos y medio que pasamos pisando esa nieve, antes de correr de nuevo al coche porque hacía 3 grados bajo cero y ahora un catarro del niño (prevenirlo) gana a mis ganas. Qué le vamos a hacer.

Comer fuera de casa se ha convertido en algo muy complicado, más si estamos solos los dos. Esta comida empezó como algo difícil (tenemos un niño muy sociable al que le gusta mucho saludar a las otras mesas), pero se durmió y este postre, me supo a gloria. Parece una tontería, pero estar lo suficientemente tranquila como para comer, tener una conversación con tu marido y además, sacar una foto, es como ver alineados todos los planetas de golpe.

Siempre que nos juntamos, el tiempo para, retrocede y es puro gusto. Pero si además, tenemos en cuenta que nuestros hijos cada vez que se encuentran se llevan fenomenal y se portan como si fuera la noche antes de navidad, … Menuda lotería.

Comentarios (4)

  • Qué gustazo que vuelva la Sole silbando. A veces nos cuesta hacer resumen, recapitular, y buscar esas cinco cosas seguro que nos ayuda a ver lo bueno del mes que dejamos atrás, cuando a veces parece que no existan esas cosas buenas. Gracias por recordárnoslo. Qué foto en la nieve más bonita, y qué ilusión ver al pequeño vikingo en la nieve. Un abrazo gordo.

    Responder
    • En ocasiones es muy difícil hacer un pantallazo realista de lo que realmente está pasando en nuestras vidas. Hay cosas que nos ciegan.
      El vikingo era el único de los tres al que parecía no molestar los 3 grados bajo cero jajajajaja…
      Gracias por pasarte por aquí!

      Responder
  • Pues m encanta! Yo tiendo al pesimismo y creo q es un buen ejercicio para valorar y recordar lo positivo d cada mes!! Realmente la rutina diaria de por sí.. es un regalo de la vida!!!
    Sigue escribiendo 😀😀😘

    Responder
    • A veces el día a día nos come, pero estoy contigo bendita rutina!! No news, good news. Yo cada vez agradezco más que no pase nada importante.
      (intentaré seguir, a ver si lo consigo, je)

      Responder

Escribir un comentario