personal

Listado de cosas a hacer en este otoño de 2018

Ya no queda nada para mi estación del año favorita. Me encanta el otoño y si pudiera, viviría envuelta en franela todo el año (sí, muy sexy).

Después de la larga temporada de parón que hemos tenido, siento que ya podemos empezar a hacer cosas más divertidas con el peque. Ya no es tan bebé (en realidad de bebé ya no le queda nada, pero nos resistimos a verlo), y eso abre un nuevo mundo de posibilidades que estamos deseosos de explorar.

Para no perdernos en la típica rutina, he decidido hacer un listado de cosas que me gustaría completar para cuando acabe el otoño. Al terminar la estación haré repaso, a modo de examen final y así comprobar si hemos sido “buenos”.

1-. Parque de atracciones monte Igueldo

Somos unos padres de lo más atípico. El pequeño ya tiene más de año y medio y jamás ha pisado el parque. No hemos cumplido con la tradición por antonomasia de cualquier donostiarra (o de alrededores) que se precie. Somos un fraude de giputxis, jajajaaja… Aunque la verdad, sé que nos hará más ilusión a nosotros que a él.

2-. Organizar su habitación

¿Procastinar? ¿Yo? Naaaaaa!!!! Llevo meses, muchos meses diciendo que tengo que organizar la habitación del vikingo. Menuda pereza me da. Pero creo que ya va siendo hora de que deje de ser esa habitación desastre en la que guardamos la tabla de planchar, las cosas que no sabemos dónde colocar, … Va siendo hora de poner un poco de orden a este caos. Aquí sí que voy a necesitar mucha suerte. Pfff…

3-. Museos, museos y más museos

El de Ekainberri, el de San Telmo, … Son planes geniales para cuando hace mal tiempo y esta es la época ideal para visitarlos. Como soy chica de listados, habéis acertado, necesito hacer otro listado con todos los que necesito visitar.

4-. Templo de la Antigua

Foto de “Se hace camino al andar

En este punto en concreto son las sisters y Gonzalo los que tienen toda la culpa. Cada vez que lo publican (y mira que publican cosas los tres), me entran unas ganas irrefrenables de conocerlo. No sé muy bien por qué. Pero parece un lugar tan sereno, tan lleno de paz.

5-. Hacer fotos otoñales

Sé que será muy divertido dejar al vikingo en todo su salvaje esplendor divertirse con las hojas recién caídas. También sé que la ropa y todo él volverá para meterlo en la lavadora en programa MUY intenso. Pero bueno, la realidad es que no será nada demasiado diferente a lo que pasa a diario por aquí.

6-. Prepararle en tataki de atún a mi hermana

¡¡¡He sido tía de nuevo!!! Que no lo sabéis porque no la podéis ver, pero el nuevo miembro de la familia es la cosa más mona que podáis imaginar. Gordilla como ella sola y con unos papos que pobre, es imposible no apachurrarlos (con amor). Juls tampoco se aguanta (lo siento pequeña).

Durante el embarazo obviamente no pudo comer pescado crudo y tengo pendiente hacerle uno de los pocos pescados que disfruta comiendo. Mi tataki ya es un clásico por aquí.

7-. Leer

No sé si soy muy osada poniéndomelo como objetivo. Me apetece un montón, pero con la pequeña lapa que tengo pegada todo el día, el único momento en el que podré hacerlo es a la noche. Y no sé si confío mucho en mi capacidad de mantenerme medianamente despierta a esas horas. Bueno, lo intentaré.

8-. Jugar al UNO y al Goki

Este sí que es uno de esos objetivos que Javi y yo llevamos meses sin cumplir. El cansancio está haciendo mucha mella en nosotros y aunque existen las ganas de hacer algo en pareja, por tonto que sea, como jugar a uno de estos dos juegos, siempre terminamos viendo una serie (si es que la llegamos a terminar de ver) y arrastrándonos a la cama cual oso perezoso. Yo lo pongo en el listado, por si suena la campana.

9-. Bordar

Foto de “Fábrica de la imaginación

Lo tengo todo preparado. Tengo los hilos, las agujas, tengo el bastidor, … ¿Qué pasa? Que todo lo que me apetece hacer con dos manos queda relegado a ese momento en el que el vikingo duerme.  Para empezar, me propongo hacer algo muy sencillo, que no lleve más de una hora. Y de ahí, puede que me vaya animando con más. Veremos.

10-. Conocer algo nuevo de mi entorno

No creo que jamás me quite la sensación de conocer muy poco del entorno en el que vivimos. Hay tanto que ver, tanto que descubrir, … Y este objetivo pretendo mantenerlo estación tras estación. Hay todo un mundo dentro de nuestro micro mundo y merece ser explorado y disfrutado.

Comentarios (1)

  • Planes geniales!!! A disfrutar del
    Otoño!!!
    😘😘

    Responder

Escribir un comentario