personal

¿Me das un consejo? Esterilidad (problemas para concebir)

En los últimos dos meses estoy teniendo una pequeña oleada de consultas por mail o privados de personas que conozco poco o no conozco que no sé muy bien cómo contestar. Van en tres bloques: esterilidad (problemas para concebir), infertilidad (problemas para finalizar la gestación), hijo prematuro. Me ha pillado un poco por sorpresa porque hasta ahora no había tenido nunca este tipo de preguntas y me he sentido un poco torpe a la hora de contestar.

Se me ha ocurrido que podría hacer un ejercicio de reflexión por cada una de estas patas que me ayude a poner un poco de orden mi propia cabeza. Y si ya de paso, ayuda a alguien, mejor que mejor.

Inocente de mí, iba a hacer un post con los tres, como si cada uno de estos temas por si solo no fuera lo suficientemente importante como para tratarlo por separado. Parezco nueva.

Lo suyo es empezar por el principio de todo, por el momento en el que una pareja o una persona intenta quedarse embarazada, pasa el tiempo, a veces los años y ve que no lo consigue.

En mi caso, entre el segundo aborto y el niño pasaron 3 años en los que no pude quedarme embarazada. Sé perfectamente lo desesperante que puede ser esa etapa. Aunque esto no me hace experta de nada, más que de mí misma. Así que entiendo cualquier discrepancia, es más, si hay alguien en la sala que no esté de acuerdo y quiere mostrar su opinión/vivencia, mejor que mejor, porque así nos enriqueceremos todos. Empecemos.

La gestión de la incertidumbre

Creo de verdad que gran parte del trabajo a realizar durante este periodo es la gestión de la incertidumbre. Todas hemos intentado antes o después, buscar en foros o debajo de las piedras, ese caso que es exactamente igual que el nuestro, que nos lleva la delantera y dará respuesta a por qué no nos quedamos embarazadas (sufrimos abortos, …). La cruda realidad es que nuestro cuerpo es solo nuestro y que aunque haya otra persona con nuestras mismas analíticas, nuestros mismos resultados, … (que ya es difícil que encontremos a esa persona) Si tenemos la fortuna de encontrar a ese clon nuestro, ni eso asegura que su resultado final y el nuestro sea el mismo. Porque esto es algo mucho más incontrolable de lo que a nosotras nos gustaría que fuera. Una mierda, lo sé.

Encontrar nuestros límites

Este es un tema muy delicado. Tanto, que hablando de manera absolutamente honesta con una de las personas que me escribió, la dañé sin yo quererlo.

Cuando el tiempo pasa (hablamos de años) y estás enfrascada entre médicos, pruebas y el final parece que nunca llega, existe la necesidad de una respuesta rotunda. Por mucho que duela, tener la certeza de no quedar embarazada jamás empieza a parecer mejor opción que la eterna incertidumbre.

Parte del proceso, antes o después, pasa por intentar ver otras posibilidades más allá del propio embarazo (adopción, acogida, …) y también empezar a imaginar una vida sin hijos. La mera idea de una vida sin hijos puede ser muy dolorosa y difícil de aceptar para quien está en plena lucha. Eres una guerrera, con un objetivo y no cabe ninguna otra posibilidad. Pero por desgracia, la lucha y el esfuerzo no garantizan nada en este caso.

A mí personalmente la comprensión de la envidia me ayudó muchísimo. Aquí podéis leer mejor lo que escribí en aquel momento al respecto.

Y ahora viene lo realmente delicado. Tras MUCHO trabajo psicológico, intentar ver una posible vida sin hijos, esforzándome por encontrar lo positivo de esa vida, aligeró parte de la carga. Jamás tiré la toalla, pero ver el cuadro completo, por doloroso que fuera, me ayudó a avanzar. ¿Por qué es delicado? Porque para poder hacerlo hay que estar en un momento vital muy concreto, con un recorrido interno elaborado, … Es decir, si tenéis a alguna persona cercana con problemas de fertilidad, por muchos años que lleve en el proceso, jamás se os ocurra decirle que una vida sin hijos es posible y que está bien. Os puede tirar una silla a la cabeza. Ella realmente sabe que existe esa posibilidad, pero poder mirar esa realidad duele y ella decidirá el momento de hacerlo.

Intenta no paralizar tu vida

Si surge la posibilidad de ir de viaje con amigas, vete (aunque esos días estés ovulando).  Haz planes. Te apetece empezar un nuevo negocio, estudio, …? ¡Hazlo! Somos mujeres, somos creadoras y no solo de vida. Encuentra esa otra pasión que genere ilusión en ti, ilusión por seguir aprendiendo de eso que te haga querer volver a ello una y otra vez con la ilusión de una niña pequeña. Como si es bordar. Lo que sea.

Yo me apasioné con la fotografía, participé de voluntaria en un proyecto para visibilizar el Alzheimer, intenté lo del lettering (sin éxito alguno), en este blog encontré pasión también, … Todo vale.

Y esa habitación que será para el futuro bebé, no la tengas a modo de trastero. Sabemos que no queremos ocuparlo con otra función que no sea su habitación, pero en 9 meses da tiempo a montar una habitación de bebé (y francamente, cuando nazca le dará igual cómo esté, tampoco la usará). Hasta que llegue ese día, aprovéchalo como vestidor, gimnasio, oficina o lo que sea.

En definitiva, tu vida de ahora merece ser mimada también. Tú mereces tener una vida plena ahora. Y sí, es más fácil decirlo que hacerlo.

El consejo más importante

Este debería ser siempre el primer consejo, o el único. Busca a un buen psicólogo o psicóloga. Es imprescindible, es vital. Yo puedo dar consejos desde la buena voluntad, pero no te conozco, no sé en qué momento estás. Mi camino interno ha sido guiado por una profesional y por eso he podido salir reforzada (incluso antes de quedarme embarazada). Estás viviendo una etapa que si eres lo suficientemente fuerte como para ir a un buen psicólogo, te va a cambiar para bien. Buscar este acompañamiento demuestra que eres fuerte, que eres capaz de mirar al dolor de cara y esa fortaleza te la llevarás para toda la vida.

Mil gracias a todas las que me habéis estado escribiendo. Esta no es una manera de cortaros, ni muchísimo menos. Que haya personas que vengan a mí en busca de un poco de luz me parece un privilegio (y asusta un poco). La sinceridad con la que me habéis hablado, cómo os habéis abierto, muchísimas gracias de verdad. Veo vuestro dolor, la dificultad y lo luchadoras que sois. Menudo lujo poder ser parte de este gran clan.

Comentarios (4)

  • Se m ha borrado todo el comentario!! Bueno, básicamente q m parece complicado aconsejar sobre el tema… y facil d herir susceptibilidades… por otro lado a mi tema psicológo no m ayudo lo q esperaba…. será dar con uno q empatice mas… o no lo se… a pesar d cumplir objetivo… el lastre del peso del proceso es difícil quitarlo😘

    Responder
    • Es complicadísimo. Cuando me escriben te prometo que se me encoge el estómago por miedo a herir, a decir una palabra fuera de lugar que pueda causar más daño,… Es un tema tan profundo, tan complicado,…
      Soy de la firme convicción de que cada persona tiene su tipo de psicólogo ideal. No todos usan la misma metodología, algunos son más directos, otros van más despacio,… El buen psicólogo sabe adaptarse a la persona, pero inevitablemente, es imperativo que se cree un clima de absoluta confianza para poder abrirse y recibir, y ahí entra en juego una química que es inexplicable. Me da mucha lástima que tuvieras mala suerte, porque es como perder una oportunidad de oro. Quitar el lastre es difícil, pero es posible. Es más, incluso se puede conseguir vivir la experiencia vivida como algo de lo que enorgullecerse. Como quien tiene un accidente de coche muy grave, lucha por recuperarse y años después, es capaz de ver las heridas y reconocer su propio mérito en la recuperación sin sentir el dolor del accidente. No sé si me explico, a veces me lío jajaja…
      Un beso y un abrazo enorme!!

      Responder
      • Yo la verdad q q bien ver asi las cosas!! Yo las experiencias obsteticas vividas… no creo q m hayan aportado mucho.. quiza darme cuenta q soy mas fuerte d lo que pensaba…. pero hubiera preferido no vivirlas…. sobre todo porque m tocó vivirlas con mi niño en casa… y pienso q en sus primeros años tuvo q aguantar a una ama frustrada por no conseguir un segundo hijo… m parece injusto para el… q majo cuando todo acabó, me decia amaaaa, ya m puedes coger aupis?? Siempre había algun rollo ( un positivo, un aborto…asi 2 años y medio )y no podía hacerlo… 😔
        _Ahora es verdad, q a veces se m olvida y pienso en otro bebe??? 😂😂 la pena es.. q ya no m queda paciencia 😜😜!! Y ninguna gana d volver a vivir la ircertidumbre de que ese positivo lleve a su fin!! Disfruta de tu Vikingoo!

        Responder
        • Cómo somos las madres, cómo nos fustigamos. Hiciste lo mejor que supiste, seguro. Y tu niño, obtuvo lo mejor de su madre y para él seguro que estuvo bien (mejor que para ti). Pero es duro, es durísimo. Bien lo sabes tú.
          A mí tampoco se me ocurre intentar otro jajajaja… Solo de pensarlo se me revuelve el estómago XD
          Un beso!

          Responder

Escribir un comentario