Fotografía personal

El año en 12 fotos

Cuando empecé a hacer las 5 cosas del mes, me di cuenta muy rápido de la volatilidad de la memoria. La manera en la que termina el mes parece que es la tónica en la que han ido los días anteriores y la mayoría de las veces, no suele ser así.

Por eso, este año, con más razón si cabe, mis entrañas me piden hacer un buen repaso del año.  El fin de año ha sido un poco tormentoso, con ingreso (mío) incluido. Estoy bien, estamos bien, pero cuando el año termina así, es inevitable pensar: menuda mierda de 2016. Me niego a pensarlo y necesito hacer este repaso para ser consciente de todo lo bueno que ha habido, para cambiar el foco y cerrar el año con buen sabor de boca.

Si vuestro fin de año ha sido un poco extraño también, os animo a que repaséis mes tras mes el 2016 en busca de todos esos momentos por los que el año ha merecido la pena. Os prometo que encontraréis más de lo que creéis.

Enero

Una escapada a Huesca con menos nieve de lo esperado pero igualmente divertido.

Febrero

Visitas muy esperadas que aprovechamos hasta el último minuto.

Marzo

Encontrarnos con una foca en pleno Donosti.

Abril

Un paseo, vermut, chaparrón, … ¿Existe una sensación más maravillosa que esa en la que el cuerpo está cansado, mojado y disfrutas de un aperitivo en calor con buena conversación?

Mayo

Uno de los recuerdos más especiales de mi vida. Solo por esto, el 2016 ha valido la pena.

Junio

Una escapada a Madrid para ver a Paul Mc Cartney en concierto. El sueño de Javi hecho realidad. ¿Quién nos hubiera dicho entonces que el nombre de nuestro peque tendría tanto que ver con ese concierto?

Julio

Mi primer tatuaje y escapada a Oporto. Lo disfrutamos como enanos. Sin duda volveremos, porque nos quedan recovecos por descubrir.

Agosto

Un picnic al lado de un río con mucho guacamole y siesta.

Septiembre

La llegada a casa de nuestra bicha y saber que estoy embarazada.

Octubre

Descubrir el parque de Ulía. Ojalá siga con su actividad durante muchos muchos años.

Noviembre

Mi primera foto como embarazada con barriguilla. En esta foto no se nota tanto, pero sí, ya tenía casi desde el principio.

Diciembre

Este es el más complejo. El recuerdo que jamás olvidaré son las campanadas intentando despertar de la operación. Pero aunque suene raro, se ha convertido en un recuerdo muy gracioso para mí. Una anécdota que la cuento como una de las experiencias más surrealistas que he vivido jamás y de la que ahora me puedo reír a carcajada limpia.

Comentarios (8)

  • Espero que esteis muy bien!! Aunque el 2016 acabara asi… Tienes el 2017 por delante para mejorarlo 😀 Seguro que sera vuestro año 😉!
    Buena idea guardar un recuerdo por mes!😘

    Responder
    • Ojalá ojalá ojalá!!! Ya contaré un poco mejor esta experiencia que estamos viviendo ahora, porque está siendo intensa de narices. Pero ojalá todo salga bien. Desde luego, haría de este 2017 un año increíble.

      Responder
  • Madre mía que ojazos tiene esa gatita , love love!

    http://mykitschworld.blogspot.com.es/

    Responder
    • Y ninguna idea buena XD Es una loca que le gusta el agua y está liándola todo el rato. Supongo que los cachorros son así, la mitad del tiempo te los quieres comer a besos y la otra mitad desquician jajajaja… Ya crecerá, aix.

      Responder
  • Zorionak, Amaia!!
    Hoberena merezi dezu-te.
    Muxu bat.

    Responder
    • Eskerrik asko Marian!!! Ea ikusten garenean bat gehiago eramaten dugun ^^

      Responder
  • ¡Espero que estéis bien! Sin duda, lo de mirar un año atrás en fotos es especial, mira que leo todo lo que publicas pero de muchas cosas me he acordado ahora al ver la foto 😀

    Espero que este sea vuestro gran año :***

    Responder
    • A mí me ha pasado lo mismo XD
      Bueno, estamos bien pero estamos… En fin, es largo de explicar y creo que lo haré. Pero no sé cómo. Estoy de reposo absoluto y cuando digo absoluto es que me levanto para el baño y ya. Un show.

      Responder

Escribir un comentario