aborto Crafts dibujo personal

Mi primer tatuaje con Violeta Arús

Me encantan los tatuajes, siempre me han gustado y siempre he querido uno. Desde hace años, siempre me encontraba en la misma encrucijada: ¿podré hacerme uno y no arrepentirme? Este año por fin encontré eso que seguro quería tener toda mi vida tatuado en la piel. Bueno, en realidad no era algo, era una idea. Quería reflejar los últimos años y cómo han cambiado mi vida a mejor.

Con la idea clara, quise informarme bien antes de decidir dónde tatuarme. Uno de los consejos más importantes que encontré fue que antes de elegir tatuador, hay que encontrar el estilo.

Estilos de tatuaje

No tenía ni idea de que hubiera tantos estilos. Aquí tenéis un enlace muy interesante con los 10 estilos más populares, pero hay más. ¿Y por qué es tan importante encontrar un estilo? Porque los tatuadores no son todopoderosos a los que se les da todo bien, la mayoría de los tatuadores tienen un estilo que se les da mejor que otro. Por eso, pasé un tiempito mirando estilos y rápidamente detecté el estilo de tatuaje que más me gustaba.

La tatuadora

Con el estilo más o menos definido, encontrar a la tatuadora fue muy fácil. Encontré 2 en realidad, Marla Moon y Violeta Arús. Cualquiera de las dos me venía bien, sabía que cualquier cosa que me hicieran me iba a encantar. Miraba sus tatuajes y los podía imaginar en mi piel, cosa que no me pasaba con muchos otros.

Revisando los tatuajes de Violeta Arús vi 2 que fueron como una pequeña revelación para mí.

Hace tiempo que explico en mi círculo más íntimo que por momentos me siento por la vida como una pésima equilibrista y ver este tatuaje me hizo mucha gracia, porque es algo que yo podría haberme hecho para recordarme que sigo manteniendo el equilibrio (aunque por momentos sea de manera torpe).

El siguiente fue ya el definitivo, el que me hizo decidirme por Violeta. Desde hace muchísimos años, cada vez que tengo un pico de estrés en el trabajo/vida personal/familiar/… Me imagino a mí misma zambulléndome de cabeza en el agua. Esta es la imagen exacta de lo que yo imagino, la imagen que consigue liberarme de parte de ese estrés. Ver este tatuaje, tan delicado, con tanto detalle, fue mi pequeña revelación.

La decisión no pudo ser más acertada. Violeta es encantadora, me ayudó con una paciencia infinita e hizo que todo el proceso fuera un gustazo.

El dibujo

A pesar de que esos dos tatuajes me encantasen, quería hacer algo muy personal tanto mío como suyo. Yo creo que al ir a un artista, él/ella debería poner su sello también. Si no, qué sentido tiene? Si tu ideas es que te calquen el dibujo de tu hijo/hija, algo que has hecho tú, … No merece la pena que te tomes las molestias que me he tomado yo. Pero si quieres que te creen algo, yo creo mucho en dejar hacer.

La experiencia con Violeta fue increíble en ese sentido. Nos sentamos en su estudio y le conté qué quería que transmitiera el tatuaje. Ella fue guiándome poco a poco, probando cosas en el ordenador. Poniendo, quitando, sumando, dándole la vuelta, … Poco a poco hicimos el tatuaje perfecto para mí.

El tatuaje recién hecho:

Tras una semana:

Tiene dos lecturas, una sencilla de explicar y otra un poco más íntima. Mejor cuento la sencilla, porque la otra es muy mía y me gusta que quede así.

La amapola representa los dos abortos que he sufrido, dos hechos puntuales que trajeron mucha oscuridad (por eso la luna) pero que con el tiempo me aportaron un cambio de vida, de pensamiento, de personalidad que seguramente jamás hubiera podido experimentar de otra manera. Toda esa luz está representada con el sol. Además, la unión de la luna con el sol representa evolución positiva.

Como digo, cada elemento por separado tiene además más simbología para mí. Me encanta el detalle con el que está hecha la amapola, el cráter de la luna, la sencillez del sol. Nunca imaginé que alguien pudiera hacer algo tan redondo (perfecto) para mí.

El dolor

¡Qué miedo tenía! Cuando Violeta me sugirió la parte interna del brazo casi me da un soponcio. Había oído una y mil veces que esa parte del cuerpo era tremendamente sensible y dolorosa. Pues nada más lejos de la realidad. Creo sinceramente que su estilo de tatuaje debe doler menos que los tradicionales, por eso de que la gran parte del dibujo está hecho con puntitos.

En la calle le pregunté a Javi cuánto tiempo estuvimos haciéndolo, juro que pensaba que había tardado unos 20 minutos y resulta que habíamos estado más de una hora! Ni me enteré. Durante todo el proceso estuvimos charlando, riendo, … Prometo que el dolor de la depilación es infinitamente peor que lo que sentí en aquella camilla. Cualquier depilación, me da igual, elegid la que queráis.

 El cuidado posterior

Como nada más hacerme el tatuaje me iba de vacaciones, pasé mucho tiempo informándome bien de cómo cuidarlo. No quería meter la pata y menos en el extranjero. Por eso, como acumulé mucha información muy interesante y el cuidado final no tuvo nada que ver con lo planeado, he pensado hacer un post separado con todo lo que he aprendido al respecto. Menudo mundo!

Después de lo vivido, si algún día me hago otro, yo volveré a hacérmelo con ella. Me parece una artista espectacular y encima, el trato humano es bestial. La experiencia no solo no resultó dolorosa, sino que fue un placer de principio a fin.

Por cierto, todas las fotos las sacó Javi. Poco a poco, se le va dando mejor, verdad? 😉

Comentarios (14)

  • OH, es muy bonito! Felicidades por ese tattoo!

    Yo llevo dos. Uno me lo hice a los 18 años, lo llevo en el hombro y nunca me lo veo, pero cuando lo hago me vuelvo a enamorar. Eso sí, ha pasado ya mucho tiempo (tengo 30 años) y las líneas están un poco difuminadas, se nota el paso del tiempo, tengo que retocarlo.

    A los 20 me hice uno en el pie, mi propio diseño que en ese momento me pareció la hostia peeeeeeeero ya no me gusta nada de nada. Tengo que hacerme un cover.

    Cuando se vaya el calor y las horas de intenso sol tengo que ir a un estudio a hablar de mis tattoos, a ver cómo me retocan el primero y cómo me cubren el segundo, para el cuál tengo varias ideas. Pero lo más importante, tengo que hablar de mi siguiente tatuaje, algo muy personal y conmemorando el nacimiento de mi hijo. Para ése tengo una idea bastante clara de qué y dónde (el dónde es innegociable) pero necesito un poco de orientación para el toque final.

    A ver qué tal sale :)

    Responder
    • Muchas gracias!! Estoy muy contenta con él.
      Mira, eso sí que es algo que me preocupa un poco, cómo envejecerá. Sé que aunque pasen los años, me seguirá gustando, porque el significado que tiene va más allá del aspecto estético (que me encanta).
      La parte de la orientación me parece vital y en mi caso por lo menos, fue un gustazo ver que podía opinar, que ella estaba muy abierta a todo lo que decía,… Encontrar ese tatuador con el que te sientes bien es todo un mundo también, verdad?
      Seguro que el tercero será genial también 😉

      Responder
  • Qué bonitos, qué historia y cuánto sentimiento, como siempre. La tatuadora me parece una maravilla. El de la mujer zambulléndose me ha vuelto loca… qué maravilla. Yo nunca me lo he planteado seriamente, la verdad, pero si me hiciera alguno sería como tú, con toda la simbología posible del mundo!!!! Un besote lindaaaaa!

    Responder
    • Qué gracia, muchos los veis como 2 tatuajes y yo lo veo como uno único jajajaja… Siempre me divierten las percepciones.
      La tatuadora es una pasada. He esperado meses hasta encontrar la fecha en la que poder ir a tatuarme con ella, como está en Madrid… Pero algo que va a estar toda la vida en la piel bien merece la espera y el viaje, no?
      Por cierto, me dijo que la de la zambullida es su top, no tenemos mal ojo XD

      Responder
  • Simplemente: ME ENCANTA. Es tan tú 😀

    Responder
    • Es lo mejor que me podías decir!! 😀

      Responder
  • Hola.
    Me ha sorprendido bastante que tú historia se parece un poco a la mía…buscando tatuadores me quedé prendada de Marla y Violeta por su estilazo. Pero bien es cierto que los diseños de Violeta me hicieron decantarme por ella. La cosa es que no encuentro su estudio ¿me podrías echar una mano?
    Por cierto, precioso tu tattoo <3

    Muchas gracias!!

    Responder
    • Hola Ana. Yo primero contacté con ella por facebook y me dio su correo electrónico que es violeta.arus@gmail.com Puedes escribirle a esa cuenta para concertar cita. Me parece que visitas al estudio no hace, es bajo cita, por eso es mejor que primero le escribas. El estudio lo tiene muy cerca de Callao.
      Por cierto, suele tener una lista de espera un poco larga, pero puedes hacer como yo. Si sabes que vas a estar disponible en Madrid durante unas semanas en concreto, pedirle que te tenga en cuenta si se le cae una cita por esas fechas. A mí me funcionó de maravilla. Si no hubiera tenido que esperar hasta octubre (creo que escribí allá por junio).
      Pero que eso no te desanime! Es encantadora y verás que es un gustazo todo el proceso. Me faltan palabras para recomendarla ^^

      Responder
      • Muchas gracias bonica!!

        Haré lo que me dices. A ver si tengo suerte porque después de ver sus trabajos no quiero que me tatúe nadie más. jejeje

        Un beso!!

        Responder
        • Ya verás como sí. Y si hay que esperar, la espera merece la pena ^^

          Responder
  • […] Mi primer tatuaje con Violeta Arús […]

    Responder
  • Hola!

    Me encantan también los tatuajes de Violeta, además de bien hechos, cuentan historias 😉

    Hace tiempo que quiero hacerme algo con ella pero no se si es demasiado caro para mi actual presupuesto, podrías decirnos más o menos cuanto te costo ese tamaño?

    Muchas gracias!

    Esther

    Responder
    • Hola Esther. Sí, a mí sus tatuajes me parecen una pasada y ya que es algo para toda la vida, quise alguien que realmente me entusiasmara. El mío me costó 100€. No sé decirte tamaño ahora mismo.

      Responder
  • Muchas gracias! Te quedo super chulo la verdad, voy a pedir cita a ver que me cuentan :)

    Responder

Escribir un comentario