planes viajes

Perdidos por Oporto

Tenía este viaje entre ceja y ceja desde hace mucho tiempo.  Cuando conseguí la cita para tatuarme con Violeta Arús, empecé a mirar qué podíamos hacer en los días de vacaciones que nos quedaban por delante. Me sorprendió muchísimo ver que nos salía igual de precio ir 5 noches a Oporto (vuelo incluido) que quedarnos en Salamanca. Así, como os lo cuento. Obviamente, hubo pocas dudas ^^

Lo bueno de Oporto es que está tan cerca que antes de ir tuvimos muchísimas recomendaciones de amigos que ya habían estado antes.  Pero como siempre, como las recomendaciones son eso, recomendaciones, lo más divertido ha sido encontrar nuestros propios lugares. Callejear por esas calles tiene un encanto especial. Edificios decadentes, negocios modernos como pocos, los tranvías, el olor a pescado a la brasa,…

Si tuviera que recomendar 3 cosas

  1. El Duero separa (o une) Oporto y Vilanova de Gaia. El lado de Vilanova de Gaia es espectacular para cenar, un poco menos turística que la otra orilla (solo un poco) y en la parte superior hay un mirador con las mejores vistas de Oporto y un anochecer inolvidable. El paseo a pie hasta arriba no es muy largo, pero también hay un teleférico para los más perezosos.
  2. Si vais en verano, no dejéis de visitar las Piscinas das Marés en Matosinhos y de paso, probad el que dicen es el mejor pescado del mundo. Cualquier pequeño restaurante de la zona de La Marina os dejará con la boca abierta y sorprendidísimos por el precio, a bien.
  3. Enfrente de la librería Lello (que es imposible no visitar) hay una zona comercial. Justo encima de esa zona veréis unos árboles. No todo el mundo sabe que se puede subir para descansar bajo su sombra y tomar algo en la pequeña barra que hay junto a ellos.

Si tuviera que desaconsejar 3 cosas

  1. A no ser que sepáis que hay un concierto interesante en La casa de la música, no merece la pena ir a ver el edificio. El entorno no tiene demasiado encanto y el viaje no os aportará gran cosa. Eso sí, no dejéis de mirar la programación, porque podéis encontrar cosas interesantes a muy buen precio.
  2. No comáis una Francesinha entera a no ser que queráis una digestión eterna. Esta bomba gastronómica puede saturar al estómago más entrenado. Uno a medias es más que suficiente.
  3. No caigáis en la tentación de ir a la bodega Sandemán. Lo tienen todo copado con publicidad y es fácil caer en la tentación de visitar la primera bodega anunciada. En su lugar, os recomiendo que subáis hasta Graham’s. Además de una visita muy bien preparada, encontraréis unas vistas espectaculares de la ciudad.

 

{McDonald’s de la Avenida Aliados. Comer allí estando en Oporto es un sacrilegio, pero merece la pena visitarlo. Jamás veréis uno más bonito.}

{Librería Lello}

{Librería Lello}

{Los árboles frente a la librería Lello}

{Cada de la Música}

{Vistas desde Graham’s}

{Visita guiada en Graham’s}

{Anochecer desde Vilanova de Gaia}

{Piscinas das Marés}

En general creo que Oporto no es una ciudad para ser visitada con rutas planificadas. Perderse en ella es una de las actividades más divertidas y haciéndolo se pueden encontrar mil rincones donde ver pasar la vida y disfrutar de esa relajación.

Comentarios (7)

  • Ayyyyyy con las ganas que tengo yo de estar ahí!!! Esta semana tengo a una amiga también rodando por ahí, tal vez os hayáis cruzado estos días. Y nosotros que tenemos un verano perezoso, que ni hemos visto el mar!!! No vamos a hacer ningún viaje, mira tú qué verano más raruno! Me alegran tus recomendaciones y tus fotos 😉 Besotes, linda!

    Responder
    • La verdad es que está a un paso y a mí personalmente me encanta el aire decadente de Portugal en general. Sé de a quien le deprime y no le gusta justo por eso.
      Si toca verano perezoso será que lo necesitáis y está bien también. Descansa un montón y cuídate, que al final las vacaciones son para eso. Muaka!

      Responder
      • Que nos vamos a Oportooooooooooooooo!!!!! Mañana volamos hacia allí. Ilusionada y repasando tus posts para no perder detalle. A la vuelta te cuento. Un besoteeeeeee familia!

        Responder
        • Has hecho unos posts maravillosos. Veo que lo habéis disfrutado con ganas ^^

          Responder
  • Ayyyyyyy!!!! Qué envidiaaaaa! Y cómo me han recordado esas piscinas a Madeira!!!
    Este año nos quedamos en casita (salvo una escapada fugaz que hicimos a Eugi) pero esto me lo guardo para un futuro 😉

    Responder
    • Eran una pasada y yo sin poder bañarme por el tatuaje!! Qué envidia pasé, la verdad.
      Aviso, no sé yo si Oporto es la ciudad ideal para ir con un peque. La mayor parte está en cuesta e imagino que empujar un carrito durante todo el día por esas calles tiene que dejar pfff…. Eso sí, con unos brazos la mar de tonificados XD

      Responder
  • Ya me imagino, ya… Tenemos la mochila, pero mejor más adelante ?

    Responder

Escribir un comentario