personal

Cuidado de tatuaje

Como ya conté en una publicación anterior, nada más hacerme el tatuaje cogí un avión para pasar unos días en Oporto. Por eso, antes de ir a la cita con la tatuadora, quise informarme muy bien sobre cómo cuidármelo. Quería tener todo lo necesario bien preparado, porque entre la cita para hacerme el tatuaje y el vuelo solo había unas pocas horas de diferencia.

En cuanto me puse a buscar información vi que cada maestrillo tiene su librillo. No todos los tatuadores opinan igual sobre cuántas veces hay que lavarlo, sobre las cremas a utilizar, … Tras mucha investigación, me hice con mi “kit cicatrización” y marché a Madrid a hacerme el tatuaje.

De las mil y una sorpresas que tuve al hacerme el tatuaje, el de la curación fue una de las más gratas. Violeta me puso un apósito muy parecido al que solíamos utilizar de peques para forrar los libros. Un plástico flexible y transparente que se pegó al tatuaje. Miré con cara confusa, porque toda mi investigación no valió para nada (menos mal).

El apósito que usó fue de la marca Dermalize, pero sé que hay un par de marcas más. Un “plástico” transpirable que mantiene el tatuaje aireado, protegido e hidratado. El que me puso ella lo tuve que llevar 24 horas. Después solo tuve que quitarlo, limpiarlo con agua y jabón neutro y poner otro trozo que me dio ella. El segundo trozo me lo dejé 48 horas.

Este sistema me facilitó el viaje muchísimo. No tuve que ocuparme de limpiarlo 3 veces al día, estar dando hidratante, protegerlo por la noche, rozaduras, … Nada de nada. Maravilloso!

Unas pocas semanas antes Rebeca de Debocados también se hizo un tatuaje y al enseñárselo me preguntó: ¿Y te ha echado mucha tinta? La pregunta me dejó un poco parada, porque no entendí a qué se refería. En ningún momento he visto que haya salido tinta del tatuaje. Al quitar el plástico sí que se marcaba un poco el dibujo en él, pero en ningún caso lo definiría como expulsión de tinta.

Además de eso, hubo un par de cosas que sí hice para tener una mejor cicatrización y desconocía antes de empezar mi “labor de investigación obsesiva”. Os las dejo también por si os pueden ayudar.

El alcohol

Parece ser que lo de hacerse tatuajes en plena borrachera es más un mito urbano que una realidad recurrente. Me ha sorprendido gratamente saber que muchos tatuadores se niegan a tatuar a personas borrachas. Pero más me ha sorprendido leer que muchos aconsejaban no beber nada de alcohol 48 horas antes y después de un tatuaje. ¿La razón? El alcohol es un vasodilatador por lo que al hacer el tatuaje la persona que ha bebido sangrará más y en la regeneración posterior expulsará más tinta, afectando al resultado final. En definitiva, puede hacer que el tatuaje quede menos definido.

Nada de baños

Durante 15 días no se puede sumergir el tatuaje ni en el mar, ni en una piscina ni en la bañera de casa. La razón es que al sumergirlo es más fácil que penetre alguna bacteria y se infecte. Tras 15 días la herida debería estar cerrada, por lo que ya no hay peligro de infección.

Y alguien dira: ¿pero si el agua de mar es cicatrizante? El agua con sal sí que lo es, pero el agua de mar tiene algunas cositas más, ejem, ya todos sabemos a qué nos referimos 😉 De todas formas, no quiero imaginar el escozor que se debe sentir al meter un tatuaje recién hecho en agua de mar. Yo no lo probaría.

Cuidados posteriores

Una vez me quité el apósito transparente utilicé productos de Dr. Bronners. Es una marca que recomendaban muchos tatuadores porque no tiene ningún tipo de químicos y más de uno aseguraba que no había mejores productos para curar tatuajes.

Necesitaba un jabón y una crema hidratante. El jabón que compré fue el de bebés. Sé que cualquiera de la marca va bien, pero puestos a elegir, me quedé con el más suave. Este jabón se puede diluir con agua para hacerlo todavía más suave. Yo lo utilicé así y me fue estupendo. El jabón cunde muchísimo, lo he estado utilizando para mil cosas y todavía no se ha gastado ni el 10%, porque con un par de gotas es más que suficiente.

Dr. Bronners tiene un bálsamo que recomienda específicamente para tatuajes. Es muy cómodo porque al ser sólido y venir en una lata es fácil de llevar encima y aplicarlo en cualquier lugar. Además, vale para mil cosas más: cutículas, codos secos, contorno de ojos, …

Resultado final

Yo no sé si es porque he seguido todos los consejos al pie de la letra, por los productos o de todo un poco, pero no he tenido ninguna costra en en tatuaje y ahora que lo tengo del todo curado puedo decir que está tan negro y definido como el primer día. Si me hago otro, volveré a hacerlo todo al pie de la letra.

 

Comentarios (4)

  • Todos los consejos son perfectos, aunque el resultado depende también del tipo y calidad de piel. Una de las cosas que hará que el tatu quedé mejor es sin duda una piel que está bien hidratada (no antes de hacerte el tatuaje, si no por costumbre y durante años). Sobre lo de la costra, pues también depende mucho del tamaño. Yo no he tenido costra en ninguno de los míos, pero la mayoría de gente tiene. Con lavarlo con cuidado y secarlo, va bien, lo importante es no arrancarla a propósito.

    Y sobre lo de la tinta, ¡depende del tatuaje! Con el de la muñeca no vi casi nada de tinta, pero con el de los Space Invaders, que era todo negro… ni te digo lo que salió al quitar el parche de plástico. La primera noche que lo tuve destapado, incluso se me quedó dibujado en la camiseta, jajaja.

    ¡Me sigue volviendo loca el tuyo!

    Responder
    • Yo he debido tener una suerte bárbara, porque tengo la piel seca de narices. También creo mi tatuaje, al no estar hecho de manera convencional, tiene menos tinta y en general hay menos herida. Sólo hay un par de líneas continuas, porque la gran parte son puntitos y por eso creo que ha sido más sencillo de curar también.
      No sé, es mi primero y lo cierto es que sé poco o nada al respecto. Pero iba tan preparada a meterme en cualquier bar para hacerme la cura y gracias a la pegatina no tuve que hacer nada de eso, que estoy encantada a la maravillosa pegatina XD
      Gracias!! A mí cada día me gusta más y más, porque curado ya es otra cosa también ^^

      Responder
  • Eres una genia consejera en todo tipo de temas, de verdad de la buena. Aunque ni se me pase por la cabeza hacerme un tatuaje, de momento, leer tus consejos se me hace imprescindible. Cuidalo bien 😉 Un besote linda.

    Responder
    • Pero qué riquiña que eres. Muchísimas gracias preciosa! Lo que soy es intensa cuando me meto con un tema, menos mal que cambio de tema regularmente. Bueno, no sé si eso es bueno XD

      Responder

Escribir un comentario