Crafts

Cosas que deberías saber antes de pasar tu blog a wordpress

Si tienes un blog en blogger y ya llevas un tiempo con él, es muy probable que hayas oído mil veces que wordpress da muchas más opciones que blogspot. Probablemente te hayas planteado mil veces dar el salto, pero entiendo que tomar la decisión cuesta.

Si estás tentado a dar el paso, es conveniente que sepas algunas cosas antes de lanzarte al vacío. No voy a entrar al detalle e intentaré utilizar un lenguaje entendible (aunque eso implique no ser del todo exacta), pero dejo la información suficiente como para que podáis investigar un poco por vuestra cuenta también. Hay información de calidad por la red y no os costará estar preparados para que el salto no resulte traumático.

1-. WordPress.com o WordPress.org

Al decir WordPress, pocas personas son conscientes de que no existe sólo uno. Dentro del mundo wordpress, puedes elegir entre el instalar tu blog sobre el .com o el .org. Esto no significa que vuestro blog vaya a tener esa extensión, no tiene nada que ver. Tiene más que ver con las necesidades que tengas o hasta dónde quieres implicarte en la personalización de tu blog. Si os preguntáis qué tengo yo, es el org y es lo que utiliza la mayoría de la gente.

Pros de elegir wordpress.com: No necesitas contratar un servidor aparte y empezar es muy sencillo. En unos cuantos clicks, tienes tu blog en marcha.

Contras: La personalización es más limitada y si la quieres, normalmente cuesta dinero.

Pros de elegir wordpress.org: No existen limitaciones a la hora de personalizarlo. La única limitación es tu propio conocimiento, pero existen plantillas de estilo con los que poder empezar. Siempre tendrás tiempo de aprender y mejorar.

Contras: La instalación es un poco más tediosa y tienes que gestionar la contratación de tu propio servidor. Te tocará trastear en el blog para conseguir algunas cosas. Pero, quién dijo miedo?

2-. Las fotografías ocupan espacio

Tener contratado un servidor implica que existe un espacio limitado a la hora de subir fotografías (o cualquier otro tipo de contenido pesado). Esto puede chocar a los que ya tenéis un blog en blogspot, porque no es algo de lo que os hayáis tenido que preocupar jamás.

Pero no se asusten, hay solución! Se pueden subir las imágenes a otros espacios online, como flickr, por ejemplo y seguir publicando imágenes sin ocupar espacio en el servidor. Arreglado.

3-. El plugin, tu mejor amigo

Esta palabra puede resultar compleja, pero nada más lejos de la realidad. En cuanto empecéis a trastear un poco, veréis que esta palabra aparece por todos lados. Son añadidos que se le pueden agregar a WordPress para incorporar nuevas propiedades al blog. Estas propiedades pueden ser de todo tipo y en poco tiempo serán vuestros mejores amigos, veréis.

4-. Hola spam

Otra de las sorpresas tras hacer la migración suele ser la aparición de comentarios spam en los post. Existen plugins estupendos para ir parándolos y minimizar el incordio. Aquí podéis encontrar una guía sencilla (más de lo que parece a primera vista, prometido).

5-. Y qué pasa con los post antiguos?

Tras un tiempo manteniendo un blog en blogspot parte el corazón pensar que esos post pueden perderse en el ciberespacio. NOoooo!!! Las entradas antiguas se pueden exportar para importarlas después en wordpress. Hay muchos tutoriales para hacerlo sin problemas. Además, instalad el plugin 301 redirect, para decir a Google que aquel post que antes estaba en blogspot es ahora este que está en wordpress.

 

Comentarios (2)

  • Muy bien explicado 😀

    Y sí, merece la pena mil veces el pagar por un servidor propio y estar en wordpress.org, ya no solo por las ventajas de customización, también porque el contenido es tuyo y no de terceros, así siempre estás cubierta sabiendo que no va a desaparecer ni a ocurrir nada.

    Responder
    • Y tanto!! Se me ha olvidado comentar eso también, qué bien que lo hayas hecho tú.

      Responder

Escribir un comentario