Fotografía robados

Robados abril 2016

Muchas veces me han preguntado si puedo tener problemas o no publicando imágenes de personas sin su consentimiento. Lo cierto es que yo pensaba que si no se sacaba beneficio económico, no había ningún problema, pero he querido informarme mejor y como siempre, la ley es algo confusa. Es conocido que las leyes son muy interpretables y en esto, he leído opiniones de todo tipo. Por eso y para curarme en salud, he decidido publicar sólo dos tipos de fotografías.

  1. Personas no reconocibles. Es decir, que en la fotografía estén de espaldas, tapadas,…
  2. Personas de las que tengo el consentimiento de publicación.

He hecho un barrido del blog eliminando imágenes (algunas ha dolido quitarlas). La mayoría de los fotógrafos dicen que jamás han tenido ningún problema, pero prefiero tener cuidado, aunque los robados me cuesten un poco más.

 

Comentarios (8)

  • Ayyyyysss qué penita… con lo felices que estarían esos “robados desconocidos” en verse tan preciosamente retratados. Pero tienes razón y mejor curarse en salud que sufrir a posteriori! Serán geniales seguro los venideros, seguro!!! Muá!!!

    Responder
    • La verdad es que para haber sido el primer mes, he tenido más robados que nunca, así que espero no tener muchos problemas ^^

      Responder
  • Pues chica, yo no creo que tuvieras mayor problema. Normalmente si no quieren aparecer, te avisarían al verlo. Sé que una cosa es la ley sobre esto, que es muy confusa, lo sé, y otra cosa muy distinta es luego la realidad. Durante unos cuantos años estuve haciendo fotos en plan así y las utilicé en concursos de fotografía (y como yo, todos los fotógrafos), sin problema. Luego ya estamos con lo de siempre, te puede salir alguien puñetero… En fin, echaré de menos esos otros robados, creo que podrías buscar una forma de compartirlos, por ejemplo etiquetándolos solo para contactos en tu Flickr o algo así 😀

    Responder
    • No dejaré de hacer robados, eso no, pero tendré más cuidado. Por ejemplo, si se saca una fotografía en un concierto o alguna actuación pública, no hay ningún problema. La verdad es que el tiempo dirá si puedo seguir o no haciéndolas bien. Para empezar, este mes he tenido que quitar fotografías, porque tenía demasiadas, así que no hemos empezado mal 😉

      Responder
  • A Nahia y a mí nos encanta nuestro robado y estamos felices y orgullosas de salir en un blog referencia como el de Sole Silbando.
    Echamos de menos la compañía del día del robado y los petisús.

    Responder
    • jajajajaa de referencia, qué graciosa eres Marian! XD Es fácil que las fotos salgan bien cuando estáis vosotras delante de la cámara. La que está detrás no tiene ningún mérito en este caso 😉
      La receta de los petisús vendrá pronto, por si queréis liar una buena en la cocina jajajaja…

      Responder
  • Hola Amaia

    Sigo tu blog desde que coincidimos en una edición de Swapetines. En silencio, sí, pero lo sigo.

    Voy a ser franca y espero no ofenderte, sólo necesito decir lo que pienso. Yo soy una puñetera, como dicen en un comentario más arriba. A menudo he pensado en escribirte estas palabras pero desistía de mis ganas porque no me gusta comentar sólo para decir “cosas malas”, pero ya que tú misma has hecho tu propia reflexión, me he animado.

    Las entradas de tus robados siempre me han producido un nudo en el estómago. Lo siento mucho, no me parece bien, déjame matizar. No porque las hagas tú, no me parece bien que las haga nadie. Es indiscutible que son preciosas y son momentos únicos captados en un instante que reflejan muchas cosas bellas. Es estupendo que lo hagas en tu casa, con tu familia y con tus amigos. Yo también lo hago, me parecen las mejores fotos, son más naturales, las de gente posando siempre tienen un punto forzado que les quita encanto. Lo dicho, hacerlas a conocidos y que ellos te den permiso para publicarlo, es estupendo.

    Pero ir por la calle haciendo fotografías a escondidas de gente que no conoces y luego publicarlas sin su consentimiento, lo siento pero no. No me parece bien. Me parece un ataque directo a su intimidad. Yo soy muy celosa de mi imagen, observarás en mi blog que nunca muestro mi rostro, tampoco tengo facebook ni instagram ni nada de eso, y si los tuviera me guardaría mucho de poner fotos mías. Es MI decisión, sólo mía, por supuesto no todo el mundo la ha de compartir. Pero ya sabes, mi cuerpo, mis normas.

    Y como soy tan celosa, me molestaría muchísimo encontrar una foto mía publicada por ahí sin mi permiso. Tengo mis razones para no querer mostrarme en internet, no sólo es porque no quiero. Imagina, esas personas tienen sus vidas y sus cosas, quién sabe si las estarás perjudicando al publicar sus fotos. Tampoco me parece bien hacerlo pensando en que nunca te van a pillar (no sé si son tus ánimos, esos).

    A mí me ha molestado muchísimo cuando he pillado a alguien haciéndome una foto de estrangis por la calle. ¿¿PERDONA??¿Quién eres? ¿Por qué me vas a fotografiar? ¿Qué vas a hacer con esa foto? Y aunque me contestes con sinceridad, yo no tengo por qué confiar en ti, puesto que no te conozco (hablo de los paparazzi en general, no va por ti). No sé si me explico, ya sé que los que vais haciendo fotos no sois psicópatas, pero cuando una foto se cuelga en internet ya es de todos, y quién sabe dónde terminará y quién la verá.

    A lo mejor estoy siendo muy picajosa para mucha gente, lo siento, tengo mis motivos para ser desconfiada. Y me sigue pareciendo raruno hacer fotos a escondidas aunque luego nunca se publiquen, pero evidentemente no es lo mismo.

    Por otra parte, alguna vez me han pedido permiso para fotografiarme (tejiendo, sobre todo) y nunca me he negado, siempre con la condición de que no me saquen la cara. Hace poco, en Sant Jordi, vestí a mi hijo con una sudadera en forma de dragón que causó sensación (seguro que conoces la leyenda de Sant Jordi y el dragón) y algunas personas me pidieron hacerle fotos de espaldas. Sin problemas. Se pierde el encanto de la espontaneidad, lo sé, pero se preserva mi derecho a la intimidad.

    En fin, que vaya rollo te estoy pegando. Me siento como el culo de escribirte por primera vez diciéndote esto, puede sonar a crítica pero lo cierto es que me alegro que hayas decidido rectificar.

    Por favor, no te lo tomes a mal, comprende que necesitaba decirte eso, no es una crítica destructiva, sólo pretendo formar parte de tu reflexión.

    Prometo, a partir de ahora, escribirte más para decirte todo lo que me gusta de tu blog (que es todo, excepto los robados, jeje).

    Un beso, guapa.

    Responder
    • Cómo me voy a molestar! No no, para nada. Entiendo perfectamente tu punto de vista y por eso he tomado la decisión que he tomado. Bajo ningún concepto me gustaría ofender a nadie por nada de lo que hago y si puedo evitarlo, lo haré. Todas las personas reconocibles que salgan de aquí en adelante o bien serán personas que me han dado su permiso para salir o personas que están realizando alguna acción pública (concierto, teatro en la calle, …). Probablemente esta reflexión la tenía que haber hecho antes, pero bueno, mejor tarde que nunca ^^
      Mil gracias por escribir y si lo haces de aquí en adelante, me encantará seguir conociendo tu opinión sincera. Creo en el valor de la crítica constructiva y jamás me molestará que lo hagas, todo lo contrario. Gracias!!

      Responder

Escribir un comentario