embarazo Fertilidad personal

El fin de un camino y el principio de otro

Han pasado un par de semanas desde la noticia y reconozco que sigo paralizada. Quería escribir estas líneas en cuanto hubiera sacado algo en claro, pero lo cierto es que no sé muy bien cuándo sucederá. Sé que cada suceso de la vida trae algo de sabiduría, pero ahora mismo, no la encuentro.

Hace un par de semanas nos dieron los resultados en la unidad de fertilidad. Sin entrar en demasiados detalles, el resumen es que se acabó, no volveré a quedarme embarazada. No hay inseminación, fecundación ni nada que vaya a funcionar por motivos contundentes. Es complicado dejar marchar esa última esperanza, pero ha llegado el momento de hacerlo.

Por favor, que a nadie se le ocurra decirme que los milagros existen, que unos amigos tenían un diagnóstico terrible y que al final lo consiguieron y cosas por el estilo. Estoy enfadada, muy muy enfadada. Conmigo, con la vida,… Esto hace que cualquier comentario que me hacen me siente fatal. Sé que todo el mundo lo hace con cariño, pero no estoy preparada para gestionar ninguna opinión de terceros. En estos momentos necesito descansar. Estoy agotada de tanta lucha, de tanto trabajo interno, físico, ecografías, analíticas,…

Hemos decidido empezar el camino de la adopción. Como bien dice Javi: ¿cuándo hemos hecho tú y yo nada de manera convencional? A la hora de ser padres no podía ser menos.

Supongo que sí hay algo que he aprendido en cada golpe que nos ha dado este camino. Cada vez que ha sucedido algo doloroso, he aprendido que la frase “digerir la noticia” es mucho más literal de lo que parece. En esta ocasión también, sigo digiriendo y al igual que en cualquier digestión pesada, primero, se esfuma el hambre. Después, hay un cansancio tremendo que lleva al letargo y supongo, que en algún momento, empezará el movimiento. Por ahora, toca descansar y asumir para poder seguir.

 

 

Comentarios (29)

  • Vacaciones otra vez Amaia. VACACIONES. Y a tomar viento fresco por ahí.
    Un abrazo bella :*

    Responder
    • Ya, me vendrían de perlas.

      Responder
  • ¿Y una semanita en ese sitio tan fabuloso al que vas en Navarra? :*

    Responder
    • Si estuviera abierto, me iba de cabeza. Por desgracia, abren en Semana Santa y después a partir del 31 de mayo. Me voy a tener que conformar con paseos por aquí cerca (que tampoco está mal).

      Responder
  • Bueno, en primer lugar te diré que eres muy valiente expresando eso en voz alta. La primera etapa de negación ya la tienes superada. Dices que estas en la de enfado. Ya sabes las que siguen, que son otras etapas ya contempladas y que las pasarás, porque eres sensible, pero fuerte. Yo creo que a partir de ahora debes cambiar el chip y pensar que un hijo te quitaría tiempo para hacer muchas cosas que te gustan y que te limitarian a ser sólo una cosa: madre. Que cuando es así, el amor por tu marido se relega a otro nivel y no podrías prestarle tanta dedicación como lo haces ahora. No se. Son cosas que me sirven a mi. Eso y que no se si me hartaria, porque a mi me gusta demasiado tener tiempo para mi y las cosas que me gustan, tener mi espacio. Besos y mucho ánimo.

    Responder
    • También es cierto Sonia. Todo tiene cara A y cara B. Disfrutaremos de la B por ahora ^^

      Responder
  • Siempre hay un tiempo de duelo/enfado/rabia cuando te dicen algo que no mola nada oír. Más si es respecto a limitaciones. Pero siempre hay otro camino tanto de reacción material como emocional (creo que este tipo es el más importante). Date tiempo y grita, patalea y cágate en todo lo cagable. Dentro de un tiempo será doloroso pero ya no te enfadaras.

    ¡Y aquí tienes dos oídos por si los necesitas!

    A propósito, ¿a qué zona de Navarra soléis ir? Es que yo tengo una “casita” por ahí…

    Responder
    • Siempre tan certera Regina. Tal cual, sé que este momento es necesario para poder avanzar a otro lugar. La verdad es que la opción de la adopción siempre lo hemos tenido en mente y para nosotros no ha sido un paso extraño. Eso sí, los tiempos de espera son desesperantes, pero qué le vamos a hacer.
      Esa casa está cerca de Estella, pero esta vez, si a Javi le dan algún día de vacaciones, escaparemos a las Landas. Sobre todo, para alejarme de móviles, internet y cualquier tipo de contacto externo. Es momento de estar los dos solos. Nos vendrá fenomenal.

      Responder
  • Ez dago hitzik kontsolatzeko momentu honetan. Aurrera eta animo. Ezin dut gehiago esan. Ze ondo espresatu zara! Muxu bat!

    Responder
    • Mila esker Amets! Lehen ez zegoen eta orain ere ez dago, baina ia errazagoa da orain lehen baino. Esperantzan egotea zaila da, ateak isten ikustean leihoen bila hasi gara ordea. Muxu bat!

      Responder
  • Hola corazón! Siento mucho por lo que estas pasando, solo desearte mucho amor/fuerza/cariño para que te de energía para seguir adelante. Solo decirte que tanto lo bueno como lo malo no es eterno, cuando viene lo malo está bien recordarlo.
    Mxu enorme

    Responder
    • Cuántas veces hemos hablado de eso tú y yo y sé que tienes muchísima razón. Esto tienen que ver con otra parte que hemos hablado muchas veces también, que hay que sujetar la imaginación y yo por desgracia, daba por hecho algunas cosas en la vida que no van a ser como imaginaba.
      A ver, es jodido, pero intento pensar que estamos sanos, que no pasa nada realmente grabe y somos increíblemente afortunados de estar así de bien rodeados. Nos toca estar abiertos a lo que la vida nos depare.
      Muxu gigante!!!

      Responder
  • Eres fuerte Amaia. Yo lo sé. No voy a darte ánimos, porque sé que ahora mismo no sirve absolutamente de nada. Pero estoy segura de que lo que hagas estará bien hecho y te hará feliz. Por el momento, lo único que tienes que hacer es eso: digerirlo, poco a poco. Necesitas tiempo, tu cuerpo y tu mente lo necesitan (y tu alma). La adopción a mí me parece un plan perfecto y Javi tiene toda la razón del mundo 😉

    Un abrazo grande, y recuerda lo que te dije por Snapchat, si alguna vez lo necesitas…

    Responder
    • Sí, Javi tiene la capacidad de aligerar situaciones crudas con risas y sentido común. Menos mal! jajajajaja… Un abrazo enorme. Mil gracias, de verdad!

      Responder
  • Te mando todo mi cariño desde estas líneas! normal que estés enfadada! y mucho!! pero no contigo misma por favor!! Has hecho un peregrinaje de médicos, analíticas , ecos etc como bien has dicho y has mantenido una lucha interna durante años… habéis hecho todo lo que estaba en vuestra mano! por eso no te enfades contigo!!
    Saquemos cosas positivas: se acabó, como has dicho tú, llegasteis al final del camino; pero se acabó también mirar fechas ovulación etc , se acabaron las analíticas, ecos y esa lucha interna por la incertidumbre de qué pasará, de si hay esperanza o no, de visualizar un futuro incierto…. Es lo que ha tocado y ahora toca asumirlo y sobre todo descansar, el descanso del Guerrero!! e iniciaréis otra etapa, la adopción!!
    Y sobre todo, como has comentado, sois jóvenes y sanos!! qué más se puede pedir! este blog me enganchó por tu historia con este tema ( donde me siento reflejada), pero sobre todo por cómo saboreas la vida, desde las escapadas , platos exquisitos , las lanas etc, por eso , siéntete privilegiada porque tienes mucho que disfrutar y vivir!
    Muxu bat!

    Responder
    • Te agradezco cada palabra más de lo que imaginas Clara. Lo leo, releo y no me salen las palabras. Un abrazo enorme suena a poquísimo. Me ha llegado todo lo que me has dicho, de corazón.

      Responder
  • Mandarte todo mi cariño para que estos malos momentos pasen cuanto antes y recuperes la ilusión . Se de la manera que sea, seguró que acabarás siendo madre y además, una madre maravillosa.
    Un beso muy fuerte

    Responder
    • Muchísimas gracias Sara. Lucharemos, seguiremos luchando ^^

      Responder
  • Un beso enorme… Y achuchones varios. Cuídate bella.

    Responder
    • Muchas gracias Itziar!! A ver si podemos dárnoslos en directo pronto. Un beso!!

      Responder
  • Muxu haundi haundi bat!!
    Beti aurrera begira!!

    Responder
    • Mila esker Marian!! Muaka!!!

      Responder
  • Un abrazo enorme

    Responder
    • Muchísimas gracias Itziar!!

      Responder
  • ¡Pues descansa si lo necesitas!! Y cuando estés descansada levántate y ríe y ama y sueña y saca fotos y viaja con Javi y escribe y teje y programa y diseña y crea e imagina y haznos felices a las personas que estamos contigo (aunque físicamente no podamos estarlo tanto como nos gustaría). Y luego adopta y siéntelo como una primera decisión, algo que haces porque tú quieres. Cuando se está un tiempo triste (o muy triste) luego se está feliz (o muy feliz). Ya llegará. Un besote muy fuerte.

    Responder
    • Qué bonito escribes Ester. Muchísimas gracias, te prometo que lo haré. Daré cada pasito y por ahora, no daré ninguno. Un beso enorme!!

      Responder
      • Y por cierto, creo que toca quedar en breve, no??? Que ya tengo ganas!!

        Responder
  • Mi princesa guerrera. Tantas cosas que no hay que decirte y tantas otras que sí pero que ya sabes… Un abrazote, toma aire, achucha a Javi y retomar el camino de baldosas amarillas cuando tengáis listos los zapatos rojos. Aquí estamos, siempre, para daros el rebufo que necesitéis. Un abrazo de oso.

    Responder
    • Muchas gracias. He dicho tantas veces “muchas gracias” que suena como si nada, pero ni mucho menos. Lo digo de todo corazón y con el corazón bien lleno. Qué fortuna la mía, qué suerte teneros.

      Responder

Escribir un comentario