Fotografía robados

Robados del 2015

Cómo es la mente humana. Pensaba que había estado todo un año haciendo robados y resulta, que al revisarlo, me he dado cuenta que empecé en julio.  ¡Medio año! Qué confundida estaba.

Al principio, guardaba las imágenes a menor tamaño y según me he ido enganchado, el tamaño también ha ido creciendo. Como si fueran adquiriendo más y más importancia para mi.

Hay pequeñas historias, la mayoría de veces muy simples, detrás de alguna de estas fotos.

Ésta es una de las primeras que me enganchó a esto de robar fotos. Paseábamos camino al Peine del Viento, en Donosti. Era un día de marea muy baja y esta niña, junto con su hermano, jugaba a buscar cangrejos entre las rocas.

En nuestro viaje a Estambul, veíamos muchas mujeres tapadas. Creo que es uno de los choques culturales que más me siguen impactando. La tentación de fotografiarlas siempre es grande, pero el reparo también es enorme. Por eso, cuando estábamos visitando el palacio de Dolmabahce y vi a esta mujer mirando por su objetivo, la oportunidad de sacar la foto sin incomodarla se presentó. La pared roja fue todo un golpe de suerte.

Sacar fotos a una actriz es genial. Normalmente, cuando alguien es consciente de que le estás sacando una foto, algo cambia. Los movimientos son menos naturales, la manera de hablar, de gesticular, … Pero Garazi está tan acostumbrada a trabajar con las cámaras, que noté rápidamente que no hubo ningún cambio. Esto puede resultar una obviedad, pero como no es lo habitual, cuando sucede, sorprende. O por lo menos a mi me sorprendió. Además, menuda foto, parece Kim Basinger en L.A. Confidential, no me digáis que no.

Los amigos han sufrido mis robados mil veces. En comidas, en bares con cervezas, … Os pido perdón a todos y gracias por vuestra paciencia (aunque sé que no leerán esto jajajaja).

Estas tres me gustan especialmente, sobre todo porque miro las fotografías y reconozco a los tres. La primera es especialmente graciosa para mi, la saqué en un ensayo, en un pequeño garaje donde además de 2 coches aparcados, había más de 10 personas en un espacio minúsculo (agregar a la escena: piano, batería, guitarras,…).

Mi abuela es la persona más fotogénica que conozco y probablemente la más presumida. Siempre bien preparada, siempre maquillada, si puede ser con un pintalabios rojo o rosa, mejor. Sabe posar a la perfección, con sonrisas nada fingidas.

Ésta ha sido una de las últimas que he tomado. Es un paseo que tenemos cerca de casa. Una vía verde por la que antes pasaba el tren y ahora es un paseo estupendo, eso sí, sin iluminación alguna. Salimos a caminar el día de navidad para intentar bajar la comilona y según volvíamos anocheció. Javi se paró a mirar algo en el túnel que está al final de paseo y pude robarle éste momento.

Me he divertido muchísimo haciéndolas y aprendiendo a cada paso a mejorar poco a poco. Ojalá pueda cumplir un año completo de robados en el 2016.

Comentarios (6)

  • Me encanta tu elección y la historia de cada una. Sigue haciendo muchos robados en 2016. Feliz año nuevo!

    Responder
    • Ojalá!! Es uno de mis propósitos para este nuevo año. Feliz año a ti también ^^

      Responder
  • Maravillosas. Especial resumen de tus robados. Son joyas del 2015. No dejes de hacerlo, no dejes de deleitarnos con ellos. Feliz año preciosa.

    Responder
    • Muchas gracias pequeña!! Lo intentaré de verdad. Tengo muchas ganas de seguir haciéndolo y con ánimos así, mucho más! Feliz año!!

      Responder
  • A ver cuando me haces un robado

    Responder
    • Yo encantada de robar a todo el que se preste Yousune 😉

      Responder

Escribir un comentario