Fotografía

El filtro fotográfico que me salvó de un disgusto

Antes de salir de viaje, un buen amigo me prestó un filtro de fotográfico. Otro día hablaré un poco más de los filtros, porque son todo un mundo y muy divertidos de usar, pero hoy os quiero contar cómo éste me salvó de un gran disgusto.

Mi amigo me estuvo contando cómo los filtros son un buen protector para los objetivos y por eso me prestó uno para Estambul. Nada más llegar a casa, lo puse en mi mejor objetivo y la verdad, me olvidé por completo de él.

El primer día en Estambul, estábamos sentados en una mezquita y yo intentaba fotografiar a este niño.

Filtro fotográfico

Quise cambiar de objetivo para sacarlo mejor. Según estaba quitando uno para poner el otro, el objetivo se me escurrió de las manos y cayó desde la escalerilla en la que estaba sentada.

Se me encogió el estómago. Cogí el objetivo del suelo y vi el cristal hecho añicos. Sonará absurdo, pero quise llorar.

Un japonés a pocos metros vio toda mi habilidad manual y me dijo: it´s the filter. Y yo: ya ya (con cara de pocos amigos, pobre hombre). En ese momento sólo pensaba: «mire señor, no haga más leña del árbol caído, que bastante disgusto tengo yo ya». Pero mi cabeza hizo un click. «Filter», claro EL FILTRO! Ni me acordaba de que lo tenía puesto. Quité el filtro destrozado y el objetivo estaba intacto. Menudo alivio!! El filtro hizo su función (parte de él), absorbió el impacto y protegió el cristal del objetivo.

Filtro fotográfico

Lo único que hay que tener en cuenta es el tamaño. Para saber cuál escoger, los mm de tu objetivo son los que marca la tapa por dentro. El mío por ejemplo, es de 58mm.

Filtro fotográfico

Los filtros
no son nada caros y pueden evitar grandes catástrofes. Merece la pena tener por lo menos uno, de verdad. El que os he puesto en el enlace es fantástico, porque además de dar mayor seguridad, ayuda a sacar mejores fotografías de cielos, cosas transparentes, agua, … Pero bueno, como he dicho al principio, otro día haré un intensivo en filtros si os parece.

Comentarios (10)

  • Se te apereció la virgencita amiga… Yo en Praga estuve utilizando unos ahumados para fotografiar el amanecer y los atardeceres. La verdad es que el cambio es bárbaro y las fotos quedan preciosas. A mi Lumix no puedo ponerle filtros (o sea, que si me pasa como a tí estoy fastidiada), pero los usé de manera manual, colocando la placa encima del objetivo. El resultado me dejo más que satisfecha. ¡¡Soy pro-filtros!! :)

    Responder
    • Son brutales. Yo tengo unos fichados que van a caer tarde o temprano seguro. Yo pensaba que sólo valían para eso, que no es poco. Pero después de este verano…

      Responder
  • A mi unos amigos me hicieron la misma recomendación y desde entonces no slago de casa sin mi filtro. Por desgracia a mi se me arañó el de mi anterior cámara que era una bridge y no se podía cambiar, así que tuve que cambiar de cámara. Por cierto, preciosa la foto

    Responder
    • Joe, qué pena. Los filtros son una pasada. A mi desde luego, me salvaron el viaje, porque encima pasó el primer día. Hubiera sido un chascazo…

      Responder
  • Como ya dije una vez yo ya solo hago fotos con el iphone ; )
    Y esta bastante viejo, no por tiempo pero si por antiguo, es un 4S, y si se rompe… bueeeeeno ; )

    Responder
    • Qué disgusto, verdad? Encima imagina que es el primer día de tu viaje. Para los que nos gustan las fotos, es nuestra peor pesadilla jajajaja…

      Responder
  • ¡Suerte tengo yo del mío también! Me lo prestó mi hermano como un "mientrastanto" y la verdad es que me lo he agenciado porque va de lujo y aunque no he tenido ningún susto, de momento, nunca se sabe!!!! jijii Un besote

    Responder
    • Qué majo tu hermano!
      Calla calla, y que nunca lo tengas, porque te aseguro que es un momento MUY TENSO. Ese momento en el que quitas el filtro roto para ver si ha hecho bien su trabajo o no. Puf, qué agobio.
      Beso!

      Responder
  • Lo primero que me recomendaron cuando me compré la primera cámara…analógica…siempre he llevado, por si acaso, el filtro puesto 😉
    Susto, pero solo eso…susto.

    Responder
    • Te aconsejaron bien. A mi el consejo me llegó tarde, pero a tiempo ^^

      Responder

Responder a Leyre Alcalde Cancelar respuesta