Fotografía Sin categoría

Haciendo fotos con un espejo – composición fotográfica

Estas vacaciones me he propuesto jugar un poco con la cámara. Como buena vergonzosa, me atrevo más a hacer ciertas cosas en lugares lejanos, donde estoy casi segura de que nadie me reconocerá.

Tenía muchas ganas de jugar con espejos. En nuestro viaje aproveché y me aproveché. Por suerte, tengo a alguien a mi lado que aguanta con estóica paciencia las pruebas que me apeteció hacer.

Con un espejo de mano se pueden conseguir efectos muy curiosos. Esta fotografía me parece inquietante. Podría ser perfectamente el villano de una película de miedo.

Pero en las pruebas, lo que más me gustó, fue conseguir efectos casi fantasmagóricos. Con el espejo, se consigue insertar parte del entorno dentro de otra imagen.

Si os animáis, el único truco real es enfocar bien bien lo que hay dentro del espejo.

Como estábamos de vacaciones, tampoco quise abusar demasiado de la paciencia de mi míster, pero he vuelto con muchas ganas de probar con otros tamaños de espejo, con diferentes velocidades de disparo, … Todo un nuevo mundo de posibilidades.

Sé que es más fácil conseguirlo con photoshop, pero a mi me resulta mucho más divertida esta versión. ¿No os parece?

Comentarios (4)

  • ¡Me encantan! Suerte tenemos de tener con nosotras a místers pacientes jajajaaaaa

    Responder
  • Cómo mola 😀 No había visto esta técnica antes, vamos, es que ni se me hubiera ocurrido el juego con espejos. Ahora viendo tus fotos me he quedado con ganas de más y me va a tocar investigar, jijiji.

    Responder
    • Ya verás qué divertido! Eso sí, vas a necesitar a alguien con paciencia que te ayude, porque hacerlo con una sola mano para mi, fue imposible.

      Responder

Escribir un comentario