happiness
personal

Qué cosas sí decir a una mujer recién abortada

Este post lo hago por prescripción médica. Desde el aborto voy a la psicóloga de Osakidetza (a la que estaré eternamente agradecida) y después del post que hice sobre “qué cosas no decir a una mujer recién abortada”, me dijo que sería muy constructivo hacer el contra post.

Quiero recalcar una cosa. En aquel post, igual que en este hay una cosa que es importante, y es que son para las mujeres recién abortadas, poniendo énfasis en la palabra recién. Obviamente, ahora que ha pasado tiempo, he hecho mi trabajo interno bien hecho, aquellas palabras que en su día me dolían en el alma a día de hoy no producen el mismo efecto en mi. Me gusta explicar que es como si de golpe te quitasen la piel y estás en carne viva. Una gota de agua en una herida en carne viva duele muchísimo, aunque siga siendo una gota de agua. Cuando pasa el tiempo, y la herida va cicatrizando la gota de agua se siente de manera completamente distinta. Por eso, yo creo que en estos casos el tiempo sí importa, el momento concreto de esa persona que tenemos enfrente.
Dicho esto, paso a hacer una lista de las cosas que a mi sí me ayudaron en su momento, sabiendo positivamente que no a todos nos ayudan las mismas frases.

 

Si tiene que ser es, hagas lo que hagas, y si no tiene que ser, no es, hagas lo que hagas.
Esta fue LA frase para mi. Eliminó culpa, porque mi mente me puso zancadillas del tipo: no debiste caminar tanto, no debiste tomarte ese traguito de vino, tal vez si no hubieras estado tan estresada, … Con esta frase comprendí que tenemos una manía terrible de controlarlo todo, pero hay algo incontrolable, la vida. Nosotros solo podemos hacer una apuesta por la vida, y seguir adelante dejándonos sorprender por ella.
Menudo par de cojones tienes tía
jajajajaja… todavía me río cuando me acuerdo. Esto lo soltó mi amiga Susi en el hospital. Entonces me hizo reír y sigo riendo ahora. No pensaba para nada que tuviera un valor excepcional, ni mucho menos, ahora tampoco lo creo. Pero es cierto que esta frase me infundió valor. De la misma manera que si alguien te dice: qué mal estás, no? Puedes sentirte peor de lo que realmente estás, frases de este tipo pueden ser un pequeño placebo para levantar el ánimo. Para mi fue un chute.
Tu bebé no vino para aprender de la vida, tu bebé vino a enseñarte a ti
Esta frase es tremendamente personal y entiendo que a mucha gente no le valga de nada. Yo tengo algunas creencias, creo que mi religión personal está más cerca del budismo que de otras, aunque tampoco me caso con ninguna religión en concreto. Sin embargo, sí creo que Mara sabía que no iba a nacer, y sí creo que me enseñó (nos enseñó) más en 4 meses que lo que he podido aprender en los últimos 10 años. Nos enseñó a dejar marchar, nos enseñó que somos una pareja tremendamente afortunada y unida, nos enseñó la cantidad de personas que nos quieren de manera pura y desinteresada, nos enseñó nuestra propia fuerza interior y sobre todo, nos enseñó y ordenó nuestras prioridades vitales. Todo esto en 4 meses. No creo que lo pudiéramos hacer sin ella.
Un abrazo fuerte y escuchar
Esos abrazos se sentían enormes, llenos de amor. Cada persona tiene su ritmo y creo que es importante escuchar a la mujer abortada en ese momento. Puede que quiera hablar, puede que no quiera hablar, puede que solo quiera llorar. No cortar ese momento de expresión, por duro que parezca, me parece muy importante y un gran gesto de generosidad. Es duro parar y ver a tu ser querido derrumbarse, pero es necesario y sano. Deja que pase, no tengas miedo y no marques tiempos en el proceso, ya lo hará ella.

Comentarios (18)

  • Es precioso todo lo que has escrito. me ha encantado. Te felicito por este "contra post"

    Besos!!

    Responder
  • Un abrazo fuerte y escuchar. Creo que ese es el que más me ha servido a mí en situaciones difíciles en las que poco te pueden decir.
    Y, en el otro lado, cuando estás con alguien que sufre, no es nada fácil limitarse a escuchar porque querrías "hacer algo" ayudar activamente… Pero a veces no se puede y punto. Entonces un abrazo y un "aquí estoy" es lo único, y es mucho!!!
    Un besote

    maría

    Responder
  • Y lo más bonito es que Mara sigue aquí!! Pocas veces oyes a las madres que han tenido un aborto hablar de ello por su nombre..y es bonito que en vuestro caso su energía sigue con vosotros. Precioso post, guapa!!

    Responder
  • Mara estará siempre con nosotros.No olvidaremos ni uno solo de los momentos que nos regaló desde que llegó hasta que se fue. Compartirlo con todos vosotros es un modo más recordarla y, tal vez, de poner bálsamo a su perdida.

    Responder
  • Me ha vuelto a encantar el post, al igual que me gustó el anterior.
    A mí mi aborto me queda lejos, y además no tenía nombre ni sexo, lo cual creo que en cierto modo suaviza el dolor de la pérdida. A mí, una persona entonces cercana, me dijo aquello de "Si tiene que ser es, hagas lo que hagas, y si no tiene que ser, no es, hagas lo que hagas", y es verdad que en aquel momento me ayudó. El dolor es malo, pero además unido a la culpa es mucho peor.
    Muxu.
    Marian

    Responder
    • Muchas gracias Marian una vez más. Me ha hecho mucha ilusión que vuelvas a escribir y doble ilusión ver que eso también te valió a ti. No sé por qué, pero me ha hecho ilusión :)
      Un muxu grande!

      Responder
    • Pozten naiz, Amaia!
      Muxu haundi bat!!
      Marian

      Responder
  • La verdad es que son frases muy buenas para decirle a una mujer que está pasando por ese momento tan duro. Es un post estupendo, seguro que ayuda a gente a no meter la pata y a otras mamás a ver un poco de luz.
    Buen fin de semana.

    Responder
    • Ojalá sea así. Muchísimas gracias y disfruta el fin de semana tú también!

      Responder
  • Gran post Amaia, sinceramente me gusta mucho más éste que el otro porque en este post veo mucho AMOR y en el otro veía rabia que nos hace mucho daño. Me quedo con el tercer punto. Opino exactamente lo mismo que tú, Mara tenía otro cometido que era enseñarte todo lo que te has aprendido y qué bien lo hecho! Bravo Mara! Gracias Mara!

    Responder
    • No sé si tenía rabia aquel, la verdad es que mi punto de vista era más el de derribar tabúes, tampoco sentí ningún enfado en concreto.
      El tercer punto es probablemente el más personal y difícil de entender. Muchas gracias por subrayarlo, y así animarme a escribir cosas tan personales a pesar de saber que son difíciles de entender 😉

      Responder
  • El "contra post" me ha gusta mucho más ya que coincido totalmente con Kilika, se nota que está escrito desde el amor y no desde la rabia que deja el inmeso dolor que describes. Además, agradezco que hayas escrito éste ya que sí me sirvió el anterior para sabe qué no debo decir, pero me faltaba saber qué es lo que sí debo decir.

    Enhorabuena por el post!!!

    Responder
    • Cuánto bien hace hablar, verdad? Con todo esto, yo he llegado a esta conclusión :)

      Responder
  • Estas entradas son muy valientes,
    igual lo de los "cojones" es más cierto de lo crees

    Un abrazo!

    Responder

Escribir un comentario